Más resultados del informe PISA 2013

educacion-prof-alumnos-eso-shutterstock_48955702

El pasado mes de diciembre de 2013, desde la secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universitaria, nos facilitaban los datos de informe PISA, en donde se sitúa a España (un año más) al pie de la lista de los países con mejor rendimiento educativo.

El resto de los resultados que se publicaron ayer, 1 de abril de 2014, correspondían con los de parte de “Resolución de Problemas” . Fueron evaluados chicos y chicas de 15 años, de 181 Institutos de España, elegidos de forma aleatoria, con pruebas tales como el manejo de un aparato de aire acondicionado, de un mp3, o qué hacer en caso de perder un medio de transporte con un itinerario concreto. En este tipo de evaluación, también suspenden los estudiantes españoles, situándose 23 puntos por debajo de la media europea.

Ante estos resultados tan desfavorables, no han tardado en aparecer distintas reacciones y argumentos cuestionando la relevancia de los resultados de este informe. No sólo se pone muy en duda la “imparcialidad” del informe, sino también, y menos morboso, el método de evaluación y de análisis de los datos resultante. Por otra parte, muchos colectivos de académicos consideran que dicho informe queda cojo, al centrarse única y exclusivamente en la evaluación cuantitativa, sin tener en cuenta la evaluación cualitativa del los estudiantes. Con esto, muchos llegan a la conclusión de que este informe no se puede considerar suficiente para evaluar la calidad de un sistema educativo de un país.

Pero, por otra parte, ¿podemos presumir de estudiantes en España?

Los resultados bajos tanto en el informe PISA, como en otros tipos de informes o evaluaciones, son un hecho en España. ¿Qué es lo que está fallando?

Se conoce que cada partido político, a lo largo de la historia de la democracia española ha implantado o intentado implantar su propia ley de educación (muchas no han tenido tiempo ni siquiera de implantarse, por su derogación tras la aprobación de otra ley posterior). Esta intento de cambio, o cambio de facto cada pocos años, lleva a la ineficiencia, además de a la pérdida de recursos innecesariamente. ¿Se puede culpar solamente a la Administración, por mala gestión, de los resultados de nuestros estudiantes? ¿Influyen otros factores?

Invitamos a nuestros estudiantes de los Másteres relacionados con la educación Máster Universitario en Dirección y Gestión para la Calidad de Centros Educativos y Máster Universitario de Profesor de Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas, a  aportar soluciones y comentarios a esta situación actual

Política de Privacidad | Sponsored by the Legionaries of Christ and Regnum Christi Copyright 2013, Legion of Christ. All rights reserved.

aceptar

La página web de la UFV hace uso de cookies propias y de terceros para mejorar su servicio. Si continúa navegando acepta implicitamente el uso de cookies (más información).