“Fast Fashion”

“Fast Fashion”

moda2

Como consumidores de moda, muchas veces no nos damos cuenta de que cada prenda que nos llevamos, lleva detrás muchas campañas de marketing, muchos estudios sociológicos de comportamientos de consumidor, análisis de luz, diseño de la tienda, estudios sobre tipo y volumen de la música, etc. Parece mentira que sean necesarios tantos estudios para vender ropa, pero está comprobado que todo influye.

Todos estos estudios se han visto impulsados especialmente en las últimas décadas con el nuevo fenómeno llamado “fast fashion”.

El concepto de “fast fashion” se refiere al nuevo fenómeno de poder adquirir prendas a bajo costo e inspiradas en las últimas tendencias. Los consumidores de ropa, pueden renovar sus armarios cada temporada, con ropa de tendencia y a la moda, por un precio más que razonable. En general, suelen ser prendas “copiadas” de grandes diseñadores, que usan los famosos y que se ven en las grandes pasarelas del mundo.

Las marcas líderes por excelencia de este fenómeno son Zara y H&M, que parece se disputan el mercado con distintas estrategias de producción, marketing y distribución, aunque le objetivo que persiguen es el mismo: hacer llegar moda rápida, variada  y a la moda “low cost” al gran público.

Mientras que la marca sueca apuesta por llegar al público de forma directa, a través de la publicidad, patrocinios y acuerdos con grandes diseñadores para lanzar distintas colecciones, Zara apuesta por la humildad, sencillez, y por invertir sobre todo en locales bien situados para sus tiendas: siempre en la zona más comercial de cada ciudad con un buen escaparate con buena accesibilidad, y en zonas de nivel socio-económico medio-alto.

Zara procura que sus tiendas den imagen de marca de lujo (salvando las distancias), mientras que muchas tiendas de H&M aún parecen grandes almacenes.

H&M sigue la estrategia de aliarse con personajes famosos para promocionar su marca. Por ejemplo, Lady Gaga inauguró la nueva tienda de H&M en Nueva York (nada más y nada menos que en el Times Square), entre luces y champan, al ritmo de música a todo volumen y un gran despliegue de medios de comunicación. Otras alianzas de mucho éxito de H&M son con diseñadores de alta costura, que lanzan una colección limitada, a bajo precio.

Zara, por otro lado, dentro del aparente sombrío “bunker” plateado en Arteixo (sede central y centro de operaciones de Inditex), busca ideas a pie de calle, y se inspira en los grandes diseñadores, revistas y blogs para confeccionar cada día más de 3.000 prendas de ropa y accesorios. El objetivo de crear moda “rápida”, pretende que la visita a las tiendas sea más frecuente por parte de los consumidores, ya que un modelo o diseño sacará una tanda  limitada. Los resultados de venta de cada producto, determinará la línea de producción siguiente.

Ambas marcas, aunque con estrategias diferentes, llenan el fondo del armario tanto de amas de casa, jóvenes universitarios o adolescentes, como de princesas y de famosas actrices.  

 

Política de Privacidad | Sponsored by the Legionaries of Christ and Regnum Christi Copyright 2013, Legion of Christ. All rights reserved.

aceptar

La página web de la UFV hace uso de cookies propias y de terceros para mejorar su servicio. Si continúa navegando acepta implicitamente el uso de cookies (más información).